Hotel

Monasterium PoortAckere

Un pedacito de cielo en la Tierra
Un lugar paradisíaco para comer confortablemente y dormir plácidamente

Sin entradas imponentes ni alfombra roja. Nada revela que detrás de la fachada rústica del Oude Houtlei se esconde un modesto monasterio:  PoortAckere.

« Una isla, perdida en el torbellino de una ciudad ruidosa. » Cruzado el umbral de la puerta, entramos en un monasterio íntimo cuya historia se remonta al año  1278.

Lo que fue un  monasterio  escondido durante siglos, hoy nos revela una pequeña parte de sus secretos. El ambiente es encantador y refleja la simplicidad de un edificio neogótico. PoortAckere, un monasterio con su propia historia, brilla como siempre.

Descubra nuestra historia en el apartado « Historia ».